Controlar los gastos de un negocio.

No importa el sector al que te dediques, si tienes un negocio has de hacer un control exhaustivo de todos los gastos que realices. Si llevas a cabo la estrategia adecuada conseguirás minimizar tus gastos y maximizar tus beneficios.

asesoria-fiscalTanto si eres autónomo como si posees una pequeña empresa, debes analizar constantemente tus gastos con detalle, entenderlos, controlarlos y efectuar cambios en base a ellos. No vale esperar a una crisis o dejarlo en segundo plano por la carga de trabajo del día a día.

Sabemos que esta puede ser una tarea demasiado tediosa; sin embargo, por suerte, hoy en día existen fórmulas y herramientas que hacen este proceso mucho más sencillo y llevadero.

¿Que ventajas te dará controlar los gastos?

Este hábito sólo te traerá beneficios, tanto tangibles (dinero) e como intangibles (tranquilidad, seguridad…). Estos son algunos de ellos:

  • Ayuda a detectar gastos innecesarios: una ventaja indiscutible. Si no sabes en qué gastas el dinero, no podrás evitar gastos superfluos o innecesarios.
  • Permite hacer un análisis mensual: tendrás una imagen financiera de tu empresa. Verás qué está ocurriendo en caja, qué entra y qué sale, y cómo optimizar todo este flujo a corto plazo. Esto te ayudará a plantear un presupuesto de gasto mensual.
  • Negociarás mejor: si eres consciente de lo que gastas y de cuánto cuestan las cosas, estarás en posición de renegociar los precios con tus proveedores para así poder ahorrar.
  • Evita problemas a largo plazo: localiza aquellos gastos que son necesarios y aquellos que no lo son. A continuación, deshazte de los últimos y céntrate en que los primeros sean los más ajustados posibles. De este modo, estarás invirtiendo correctamente tu dinero y asegurando tu futuro.

Para poder analizar tus gastos, tendrás que haberlos anotado en algún lugar primero. Los antiguos libros de cuentas o un complicado Excel no harán que la tarea sea más llevadera.

Sin duda la mejor opción es utilizar un buen programa de contabilidad que te permita llevar las cuentas de rápida, fácil y segura. Si a pesar de todos los esfuerzos la contabilidad sigue siendo un suplicio, busca a un asesor que te ayude y haga por ti esta tarea.

Deja que este trabajo lo haga una asesoría contable como Mediación y Rec. Aragón y analiza con un experto los resultados: empezarás a sacar conclusiones y aprendizajes que te ayudarán en la gestión de tu negocio y harán que este crezca.

Fuente: http://cepymenews.es/

 

Anuncios

La contabilidad del autónomo

Una de las principales preocupaciones de los autónomos es el cumplimiento de sus obligaciones contables y fiscales. Cuando se plantea la posibilidad de emprender una actividad económica por cuenta propia éste es uno de los aspectos más descuidados por los futuros autónomos y es uno de los que acaba causando más quebraderos de cabeza.

Por desgracia, la cultura fiscal y contable es algo a lo que no se presta la atención debida, ya que es visto como un inconveniente que hay que asumir para poder ejercer una actividad, sin embargo, una comprensión de la contabilidad y su normativa, aunque sea a pequeña escala, nos ayudará a cumplir más eficientemente con nuestras obligaciones fiscales además de a llevar una mejor gestión de la actividad a la que nos dediquemos.

asesoriaLa contabilidad que exige la Agencia Tributaria a los empresarios y profesionales autónomos en el régimen de estimación directa simplificada o normal no pasa de ser un mero instrumento para la confección de los impuestos a los que este colectivo debe enfrentarse trimestralmente.

La contabilidad nos servirá para saber en todo momento aquello que hemos ingresado por nuestra actividad, aquello que hemos gastado, lo que nos deben y lo que debemos. Visto de esta manera se trata de un control que todo buen empresario debería llevar para saber en todo momento el estado de su negocio.

Los ingresos: facturas emitidas

Los ingresos es quizá la parte más fácil de la contabilidad. El autónomo debe llevar un libro de registro de las facturas emitidas como resultado del desarrollo de su actividad. Dicho libro no es más que un listado de todas las facturas emitidas, por orden cronológico, y en el que se refleja la siguiente información:

  • número de factura
  • fecha de emisión
  • destinatario de la factura
  • base imponible
  • tipo de IVA (e.g. 4%, 8% ó 18%)
  • importe del IVA
  • retención de IRPF (si por el tipo de facturación debe realizarse retención en las facturas emitidas).

La función de éste libro de registro es saber lo que se ha facturado a lo largo de un periodo de tiempo determinado, normalmente un trimestre, y sirve para contabilizar los ingresos que genera la actividad.

Con el objetivo de dificultar la eliminación de facturas, y por lo tanto, el falseamiento de los ingresos, la Agencia Tributaria exige que la numeración de facturas sea incremental y continua, no permitiendo duplicados ni saltos en la numeración.

Los gastos: facturas recibidas, bienes de inversión y otros gastos

Ya hemos visto cómo el autónomo sabe en todo momento cuales son los ingresos que está generando su actividad gracias al libro registro de facturas emitidas, pero con ésto sólo tenemos la mitad del trabajo. Para llevar una contabilidad completa nos falta la otra parte: los gastos.

El autónomo tiene que controlar todos aquellos gastos necesarios para la obtención de los ingresos a que nos hemos referido en el párrafo anterior, ya que solamente mediante un buen control de ingresos y gastos sabremos en todo momento si el negocio genera beneficios o pérdidas.

Antes de entrar en profundidad en cómo deben clasificarse y contabilizarse estos gastos debemos realizar una apreciación importante, para que un gasto pueda ser considerado como deducible fiscalmente debe cumplir dos requisitos:

  1. estar afecto a la actividad (es decir, producirse debido al desarrollo de la actividad)
  2. ser necesario para la misma

Estos dos criterios a veces pueden ser difíciles de apreciar pero siempre deberemos considerarlos desde el principio de prudencia. Este simple consejo nos evitará disgustos con la Agencia Tributaria en caso de que nos inspeccionen e investiguen nuestras declaraciones.

Entrando más en detalle en el análisis de los gastos debemos remarcar que para la contabilización de los mismos deberemos llevar tres libros de registros diferentes:

  • el libro de registro de facturas recibidas
  • el libro de registro de bienes de inversión
  • el libro de registro de gastos

Libro de registro de Facturas Recibidas

El más conocido, y quizá el de más fácil comprensión, es el libro de registro de facturas recibidas. Se trata de un simple listado en el que deben contabilizarse todas aquellas facturas que el autónomo recibe, y que reflejan compras tanto de bienes como de servicios obtenidos por el autónomo para el desarrollo de su actividad.

En este libro registro, las facturas se consignarán con su número de factura, la fecha de expedición (o fecha en que se emitió la factura), el nombre y apellidos o razón social del emisor, su Número de Identificación Fiscal (NIF), la base imponible, el tipo impositivo aplicable del IVA, la cuota tributaria (importe del IVA) y en caso de que corresponda, la retención correspondiente.

Libro de registro de Bienes de Inversión

Llamamos bienes de inversión a aquellos bienes que ha comprado el autónomo y que por su naturaleza y coste la Agencia Tributaria considera que no se van a consumir durante el ejercicio, y por lo tanto, no permite contabilizarlos directamente como un gasto único sino que obliga al autónomo a contabilizarlo distribuyendo su importe proporcionalmente a lo largo de varios trimestre o años.

Se trata en esencia de un libro registro muy parecido al de las facturas recibidas, pero en el que sólo se deben contabilizar desde el 1 de enero de 2015 los bienes adquiridos cuyo importe sea superior a 300€ (de base imponible). Hasta final de 2014 el limite era 600 euros.

Un buen ejemplo de bien de inversión sería la compra de un ordenador que tuviese un coste de 800€ pero no lo sería la compra de un portátil que costase solamente 275€.

La Agencia Triburaria tiene clasificados los bienes de inversión según su tipo y para cada tipo define los plazos de amortización mínimos y máximos que el autónomo puede aplicar. Así pues, la amortización de bienes en al categoría de Sistemas de Información, como los ordenadores, deben amortizarse proporcionalmente entre 3.85 y 10 trimestres, según interese al propio autónomo.

Mientras la actividad del autónomo genere los suficientes ingresos, interesa amortizar los bienes en el periodo de tiempo más corto que permita la Agencia Tributaria para pagar así el mínimo de impuestos posible.

Libro de registro de Gastos

Se trata del cuarto y último de los libros de registro que tiene que llevar al autónomo y a menudo genera cierta confusión debido a su nombre, que es poco preciso. Tanto las facturas recibidas como los bienes de inversión son también gastos para el autónomo y no deben contabilizarse en este libro de registro, de ahí la confusión.

En este libro se deben contabilizar los gastos para los cuales no se tenga una factura, pero sí un comprobante de pago en forma de ticket o de recibo del banco.

Un ejemplo de este tipo de gasto es el pago de la cuota de autónomos a la Seguridad Social. Dicho pago se trata de un gasto necesario para el desarrollo de la actividad de cualquier autónomo pero debe contabilizarse utilizando el recibo del banco como justificante del mismo al no disponer de una factura.

Otro ejemplo muy común es el ticket de la papelería por la compra de material de oficina (si es que no nos generan factura), el ticket del taxi por la visita a un cliente o el ticket por una comida de empresa.

Es importante remarcar que aunque la Agencia Tributaria nos permite desgravar todos esos tickets deberemos intentar no abusar de ellos ya que no siempre es fácil demostrar su afección a la actividad.

Por último, puede suceder que de la compra de un mismo bien o servicio tengamos tanto un ticket de caja como una factura, en tal caso solamente podremos contabilizar unos de los dos siendo siempre más provechoso contabilizar la factura, ya que nos permitirá desgravar también el IVA asociado al gasto.

Conclusión

De una manera muy esquemática hemos visto los fundamentos de la contabilidad que debe llevar un autónomo. Esto que a priori puede parecer complejo, no lo es tanto. Si estás empezando como autónomo, te recomendamos que valores la posibilidad de utilizar alguna herramienta de facturación que te ayude a llevar un mejor control y gestión de tu contabilidad, te facilite la elaboración de facturas y te permita la generación y presentación de modelos de impuestos.

Y mucho más sencillo será si contratas a Mediación y Recambios Aragón para que realice estos trámites en tu nombre.

Fuente: http://infoautonomos.eleconomista.es/fiscalidad/

Documentos que se deben conservar

documentosUno de los aspectos que hay que tener presente a la hora de establecerse como autónomo es llevar al día y guardar la documentación del negocio, con el fin de evitar sanciones en el caso de que Hacienda la requiera en algún momento o por si es necesario defenderse de un tercero en determinadas situaciones.

Los documentos más importantes que los autónomos deben guardar y tener siempre a mano son las escrituras, los contratos y la documentación fiscal del negocio. Las escrituras deben contener los estatutos y sus posibles modificaciones, los libros de actas y la documentación de los socios. Las escrituras y sus posibles modificaciones estatutarias, así como la documentación relativa al alta censal deben conservarse durante toda la vida del negocio.

Respecto a los contratos, no sólo es necesario conservar los contratos de trabajo de los empleados, sino también los de alquiler del local si lo hay, las pólizas del banco, los contratos de los suministros y los que se firmen con proveedores y clientes.

En cuanto a la documentación fiscal, lo más importante es conservar el Modelo 036 o 037 que se presenta ante la Agencia Tributaria al iniciar la actividad. Otro documento importante es el Modelo 521, con el que el autónomo se da de alta en la Seguridad Social en el momento de establecerse. Además, hay que tener a mano los libros contables y la documentación relativa a posibles variaciones del régimen fiscal, domicilio o ampliación de la actividad.

La documentación contable debe conservarse durante un plazo de seis años desde que se realiza el último asiento en los libros, aunque ese plazo podría ser mayor para las sociedades que arrastren bases imponibles negativas. En esos casos, es necesario disponer de los archivos con los justificantes de gastos durante cuatro años a contar desde la finalización del efecto de la base imponible negativa.

El resto de documentos, como las resoluciones de subvenciones aprobadas, inspecciones y revisiones de Hacienda o de la Seguridad Social tienen que guardarse durante un periodo de entre 4 y 5 años. También prescriben a los 5 años las obligaciones derivadas de relaciones contractuales.

Fuente: http://cincodias.com/

Código de ética y conducta

El prestigio y reputación de una empresa se contruye con el comportamiento honesto e integro de las personas que la forman.

Este código de ética y conducta que adjuntamos establece los alineamientos de cómo debemos actuar en nuestras actividades cotidianas para realizar nuestra misión como empresa de una manera ética y correcta.

codigo_etico

Es aplicable a todos los miembros representativos de la empresa Mediación y Recambios Aragón. El termino de empleados incluye a consejeros, diretores, gerentes, y en general a todo el personal de la misma.

Asesoría Fiscal o Gestoría integral?

asesoria2Una empresa que ofrezca un asesoramiento integral puede ser la mejor alternativa para tu negocio, porque podrían ayudarte a resolver los problemas en las diferentes ramas en este ámbito, logrando de esta manera  mejores resultados, que se traducirán en bienestar y las posibilidades de alcanzar las metas con mayor facilidad.

Por otra parte, una asesoría fiscal especializada en impuestos también tiene sus ventajas, ya que priorizan el cumplimiento de las obligaciones tributarias frente a la administración pública, por lo que te ayudarán a elaborar las cuentas de tu negocio, un factor que es de vital importancia para el correcto funcionamiento del mismo, o en el caso de las personas físicas los gastos deducibles en la declaración y sus ingresos. Además, una vez que se realicen estas cuentas  de tu negocio o de la persona física, el asesor de la gestoría fiscal especializada en impuestos deberá encontrar el mayor ahorro fiscal y evaluar las posibles decisiones a tomar, a fin de lograr el máximo ahorro.

El objetivo de MyRaragón es ofrecer un asesoramiento fiscal de calidad y una gestión integral de la administración de tu negocio.

Que debe hacer tu asesoría fiscal?

Los asesores fiscales prestan asesoramiento a particulares y empresas en cuestiones fiscales. Se mantienen al día sobre los cambios producidos en la legislación tributaria y explican a los clientes esas leyes y complejos regímenes tributarios.

Además, después de examinar lasesoria-fiscalas circunstancias financieras del cliente, preparan la declaración de la renta y calculan los niveles impositivos correctos que debe pagar a la agencia tributaria. Aconsejan sobre las formas legales de reducir la factura tributaria y se mantienen en contacto y negocian con las autoridades fiscales en nombre del cliente.

Los asesores fiscales también analizan la contabilidad financiera detallada y examinan las actividades financieras generales de los clientes.

En cuanto a los requisitos de un buen asesor fiscal, algunas fuentes citan las siguientes:

– Debe ser una persona preparada, con formación y experiencia demostrable, y bajo el amparo de un currículum o organización que nos inspire confianza.

– En consecuencia, tenemos que confiar en él incluso cuando nuestro desconocimiento nos haga dudar de si sus pasos son correctos. Tras cada acción hay un motivo, y probablemente nosotros no alcancemos a comprenderlo.

– Toda la verdad  y nada más que la verdad. No podemos acudir a un asesor fiscal encubriendo información o con mentiras. Si queremos que su trabajo de los resultados esperados, debe saberlo todo sobre los movimientos de nuestra empresa. Y cada vez que nos solicite algún documento o dato, nuestra obligación es suministrárselo.

En Mediación y Recambios Aragón estamos preparados para ayudarte.